Emprendimientos culturales

Cómo vender fotos online en microstock y macrostock (bancos de imágenes) + plantilla de seguimiento

como vender fotos online bancos de imagenes microstock

Una de las principales opciones a la hora de vender fotos online es recurrir a bancos de imágenes.

Por diversos motivos (y con diferentes pretenciones) explorar esta vía puede ser interesante tanto para fotógrafos profesionales (que pueden crear imágenes perfectas que respondan a lo que el mercado pide) como para amateurs (que tal vez consigan vender alguna foto que de lo contrario es un archivo más en el ordenador).

En este artículo te voy a explicar qué son los bancos de imágenes, cómo trabajan, qué diferencias hay entre microstock y macrostock, y cuáles son los prinicipales ejemplos de cada uno.

También te mostraré otras alternativas digitales y móviles que son híbridos entre agencias de stock y comunidades online.

Y para cuando lo intentes te he preparado, además, estos recursos extra:

  • un tutorial paso a paso para darte de alta y subir fotos en plataformas de microstock,
  • una tabla comparativa de las 10 principales agencias de microstock para que sea más sencillo elegir cuál te conviene,
  • y una hoja de cálculo editable para hacer un seguimiento de los archivos que has subido a cada banco, sus características y las ventas que te van generando.

En cualquier caso, no hay que perder de vista que el objetivo de vender fotos a un banco de imágenes es comercial. Por ende, las fotos que más posibilidades de venta tendrán serán las más comerciales.

Esto no quiere decir que no haya espacio para fotos artísticas. Lo hay siempre que, además, tengan valor comercial.

¡Empecemos!

Qué son los bancos de imágenes

Los bancos de imágenes son agencias que tienen grandes archivos fotográficos. A ellas recurren, desde hace ya casi un siglo, los medios de comunicación, publicistas, empresas y otros clientes cuando buscan la imagen adecuada para sus anuncios, historias, etc.

A estas obras se les llama fotos de stock ya que el cliente no contrata un fotógrafo para que haga la foto sino que busca una fotografía ya realizada, almacenada en stock, lista para ser usada, que le resulta infinitamente más económico.

Para los fotógrafos esta alternativa de venta es de las más frecuentes y redituables ya que las agencias permiten que sus obras lleguen a un gran número de clientes potenciales.

Además, y a cambio de un porcentaje, éstas se encargan de gestionar la venta de licencias.

Porque no es que se vendan las fotos en sí.

Lo que venden los bancos de imágenes son las licencias de uso.

Es decir, el derecho a usar una fotografía, sea en exclusividad o no, libremente o con restricciones.

(El derecho de autor siempre es del creador de la obra, es instransferible).

Y cada vez que se vende una licencia de uso el autor de la foto recibe un porcentaje de esa venta (las regalías).Los #BancosdeImágenes venden licencias de uso de las fotos de su archivo y gestionan las regalías. Mira cómo funcionan. Compártelo

El avance de la tecnología ha hecho que así como alguna vez las fotos de estos archivos se enseñaban en catálogos impresos y luego en CDs, hoy las colecciones están en intenet y además de fotos los archivos de stock ya suelen incluir ilustraciones, vídeo o incluso audio.

Esta evolución en el negocio de las fotos de stock ha marcado 2 tendencias en las agencias:

Las de microstock y las de macrostock o premium.

Aunque, como veremos más abajo, las diferencias no son tan grandes.

Cómo vender fotos online en bancos de imágenes

Si quieres ofrecer tus trabajos en una o más de estas agencias primero debes hacer una solicitud, enviar documentación y una selección de fotos, y esperar el veredicto.

Los requisitos fundamentales para vender stock son:

  • ser mayor de edad y autor de las obras.
  • rellenar unos formularios y adjuntar una copia del documento.
  • y presentar una selección de trabajos o aportar un enlace a un sitio con tu portfolio.

Y luego, esperar a ser aprobado o rechazado como contribuidor.

Una vez que te acepten podrás subir más material que a su vez también deberá ser analizado y aprobado.

Las fotos habitualmente se evalúan según su calidad técnica, comercial y editorial.

Si bien nitidez, exposición y ruido son ítems muy importantes en la evaluación, no es raro ver agencias que priorizan la expresividad artística o la singularidad por sobre la ejecución técnica.

Y ojo, muchos bancos restringen o directamentre rechazan los desnudos, incluso si no son explícitos.

Tipos de licencias de uso

Uso comercial vs. uso editorial

Cuando vendes una licencia aceptas que la foto se use con finalidad comercial o editorial (ojo, algunas plataformas solo aceptan fotos para usos comerciales).

Uso comercial es cuando las fotos se pueden usar para hacer publicidad. Por ejemplo, en la etiquetas de productos, publicidades o carteles.

En este tipo de fotos no pueden aparecer personas, marcas o logos ni propiedad privada reconocibles a menos que vayan acompañadas del permiso corresponidiente (si el modelo eres tú igualmente deberás acompañar la foto con el permiso firmado por ti mismo).

Si no hay permiso las fotos solo se pueden usar para fines editoriales. Es decir, para ilustrar algo que se cuenta en un medio de comunicación, por ejemplo.

Por estas limitaciones las fotos de uso comercial se pagan mejor que las que están limitadas a uso editorial.

Royalty free (o libre de regalías o RF) vs Derechos reservados (o rights managed o RM)

Hay otro tipo de licencia que no trata para qué sino cuánto se puede usar la foto.

Y no tiene nada de gratis aunque lleve la palabra “free”.

Tradicionalmente las licencias han sido de derechos reservados. Es decir, son licencias que permiten el uso del material en determinado contexto, con una serie de limitaciones.

Por ejemplo, podríamos encontar licencias RM que solo permiten el uso de las fotos en medios digitales, o en tal país, o en una tirada impresa de hasta 50 mil ejemplares.

Pero esto se volvió poco práctico para unas comunicaciones cada vez más globalizadas y multimedia. Y como solución a esto nacieron las “royalty free”.

Royalty free es la “licencia total”: el comprador es libre (free) de usarla todo lo que quiera. Hace un pago único que le da derecho a usar el material para siempre, infinitas veces, en cualquier territorio, por cualquier medio y para cualquier proyecto.

En consecuencia, obviamente, es la licencia más cara.

Las categorías y las etiquetas

A cada foto aprobada en una plataforma hay que asignarle un título y a veces elegirle una categoría (por ejemplo, naturaleza, transporte, etc.).

Además y sobre todo, a cada archivo hay que ponerle una serie de palabras clave o etiquetas que identifiquen sus aspectos más relevantes.

Este paso es fundamental ya que dependiendo de lo mucho (o poco) que las etiquetas asignadas a la foto coincidan con las palabras que busca el cliente, la imagen saldrá antes o después en los resultados. Y ello incidirá a su vez en las probabilidades de que esa foto se venda.

Insisto, el paso de las etiquetas es tal vez el más importante para aumentar la visibilidad y por ende las posibilidades de venta de una foto determinada.

Intenta pensar por lo menos en 15 palabras clave que sean representativas de la foto.

(Pero aunque puedas poner hasta 50 no te pases; rellenar con términos no descriptivos de la imagen te puede conllevar penalización o rechazo de la foto).

Aclaración: la mayoría de las plataformas exigen las etiquetas en inglés (aunque su web esté en español). Si necesitas ayuda para traducir puedes usar Google Translate, Linguee o WordReference, por ejemplo.

Macrostock vs Microstock, o exclusividad vs. volumen

Esta es las principal diferencia entre los 2 modelos principales de venta de fotos de stock:

  • En macrostock se vende una menor cantidad de licencias a mayor precio y el valor está en la exclusividad.
  • En microstock la clave está en el alto volumen de venta de imágenes baratas, tipo mayorista.

Las 2 variantes vienen a replicar la discusión sobre si vender 1 ítem a 500€ o 500 ítems a 1€.#microstock vs. #macrostock, o montones de fotos baratas vs. un catálogo exclusivo. Éstas son las principales diferencias entre los 2 modelos de bancos de imágenes. Compártelo

Calidad

Ls catálogos de macrostock suelen estar muy mimados con fotos impecables técnica, estética y conceptualmente.

Pero en esta cuestión no se puede decir que la diferencia entre macro y micro stock sea tajante.

De hecho, las plataformas de microstock también tienen excelentes fotos, algunas hechas por reconocidos profesionales. El inconveniente es que suelen estar mezcladas con otras de menor calidad.

Digamos que es más una cuestion de promedio o “densidad” de buenas obras que de bueno vs. malo.

Exclusividad

Este sí suele ser el motivo principal por el que un cliente compra sus fotos en macrostock: estos bancos venden derechos exclusivos o muy limitados sobre las imágenes, lo que garantiza una imagen de campaña única.

(Nadie quiere repetir la metida de pata de Dell y Gateway que, supongo que por no gastar, usaron casi la misma imagen en sus respectivas campañas. Mira aquí abajo:)

Por esto, varias agencias de macrostock suelen exigir a su vez exclusividad a los fotógrafos.

En microstock, por el contrario, lo habitual es poder enviar las mismas fotos a cuantas agencias quieras.

En otro nivel esta exclusividad no solo se refiere al dinero; también se ve en el soporte que la agencia le brinda al fotógrafo.

Las agencias premium habitualmente valoran la labor de un fotógrafo extraordinario por lo que lo asisten todo lo posible para que éste pueda dedicarse a lo suyo (hacer fotos únicas). Para la gestión del catálogo (que incluye clasificar y etiquetar correctamente las fotos) ya están ellos.

Esto en microstock esto no pasa. Las buenas agencias de microstock lo que te dan es buenas herramientas para que lo hagas tú mismo. Y en las demás tienes que buscarte la vida.

Para intentar acercarse al concepto de exclusividad algunos microstocks ofrecen retirar una foto de su plataforma por un tiempo determinado si un cliente está dispuesto a pagar por esa “semi exclusividad”.

Aunque me parece un poco absurdo ya que nada impide que esa misma foto siga disponible en otros bancos o la usen los clientes que hubieran comprado la licencia con anterioridad…

Finalmente, esta búsqueda de “lo exclusivo” lleva a su vez a una diferencia de estilo en los catálogos de unas y otras. Mientras que las fotos de microstock son más genéricas (para que se puedan usar muchas veces) las premium, con afán de destacar o ser únicas, suelen explorar ángulos nuevos y tener mayor valor artístico.

Precio

En las agencias de macrostock se valora tanto el trabajo y talento que hay por detrás de cada imagen como la exclusividad. Y esta apreciación se refleja en el precio que paga el cliente y el importe que percibe el fotógrafo.

No es fácil encontrar una foto de macrostock disponible por menos de 50$ aunque sea en pequeño formato. Y el precio puede llegar a los varios cientos en gran tamaño.

Por el contrario, las fotos de microstock se suelen vender por suscripción de a cientos y a alrededor de 1$ cada una.

Los archivos

Al presentar tu candidatura a una plataforma de microstock deberás subir en su web las muestras de tu trabajo que hayas seleccionado. Casi siempre se pueden cargar a través de sus respectivas páginas web o por FTP (File Transfer Protocol, un sistema de transferencia de archivos que se suele usar para enviar un gran volumen de datos).

Sin embargo, las agencias de macrostock tienden a pedirte la url de tu porfolio y se fijan ellos mismos si les interesa lo que ven. Supongo que es un primer filtro para trabajar solo con fotógrafos profesionales.

Si este es tu caso y aún no tienes un buen porflio online te recomiendo que vayas pensando en hacerte una página web profesional lo antes posible (donde, además, también podrás vender tus fotos).

En cuanto al nombre del archivo, elige uno que sea descriptivo, ayudará a que sea fácil de encontrar. Pero no uses caracteres especiales (acentos, símbolos, etc.).

El formato de archivo de imagen que luego venden tanto macro como microstocks suele ser .JPG. Si tienes tus fotos en otro formato es recomendable que hagas la conversión tú mismo y controles el resultado, y no que la aplique la agencia de forma automática.

También tienen que ser RGB.

Pero hay variaciones en el tamaño:

En microstock el tamaño máximo admitido es entre 25 MB y 50 MB.

También hay una resolución mínima aceptada que ronda los 4 MP (=mega píxeles, no confundir con los MB=megabytes del tamaño que te decía justo antes). Esta resolución es muy poca cosa, incluso comparada con la capacidad de las cámaras de los teléfonos móviles actuales que ya suelen tener más de 10 MP.

De hecho, muchas de las fotos y vídeos de los microstocks se han tomado con teléfonos al punto tal que las fotos espontáneas hechas con smartphones marcan una tendencia al alza y algunas agencias les han dedicado categorías específicas.

Igualmente ten en cuenta que lo que cobres generalmente guarda relación con el tamaño de la imagen que descargue el cliente. Con lo que a mayores formatos, posibilidades de mayores ingresos.

Las agencias premium, por su lado, suelen vender archivos en gran formato, de 24 MP a 60 MP.

Y a veces también necesitan el archivo RAW.

Si quieres calcular la resolución de una foto, solo tienes que multiplicar los píxeles de ancho por los de alto. Estos datos los encuentras en las propiedades del archivo:

Uso

Por su mayor resolución, las fotos premium son las más adecuadas para usarse en medios impresos, especialmente en cartelería de gran formato y similares.

Las agencias de macrostock, a su vez, suelen solicitar al comprador que explique qué uso le va a dar a la imagen y luego revisan y aprueban o no la solicitud.

Las fotos de microstock, genéricas y baratas, se suelen usar más en publicaciones digitales, catálogos impresos, tapas de libros o discos, etiquetas de productos y anuncios efímeros, por mencionar algunos.

Macrostock

Hablar de macrostock es hablar de bancos de imágenes premium.

Guardan un mayor parecido a los bancos de imágenes tradicionales ya que su apuesta no está tanto en lo masivo sino en la exclusividad.

Relación entre el fotógrafo y la agencia

Cuando un fotógrafo trabaja regularmente con una agencia de stock premium muchas veces se establece una relación estrecha.

Ésta puede ser muy provechosa y enriquecedora ya que le puede servir al fotógrafo para tener información de primera mano sobre tendencias, recibir feedback especializado o hasta trabajar en equipo con un director de arte en las sesiones y conseguir mejores resultados.

Principales plataformas de macrostock (o stock premium)

Veamos algunas de las agencias premium más destacadas:

1. Getty Images

Getty Images es prácticamente sinónimo de banco de fotos.

Con décadas de trabajo a sus espaldas tienen uno de los archivos más grandes y completos que, además, destaca por su alta calidad.

Su reputación ha sido generalmente excelente aunque en los últimos años se han escuchado quejas de los colaboradores.

En los últimos tiempos ha ido incorporando otras agencias con excelente stock como Corbis.

2. Image Source

Una de las característricas que destacan a Image Source es que asigna un director de arte a cada fotógrafo y le indica qué se vende.

El objetivo de esta agencia es que el fotógrafo no pierda tiempo administrando su catálogo sino que lo aproveche haciendo fotos.

Además, tiene acuerdos con otras grandes como Getty, lo que genera más oportunidades de venta.

Cultura Motion es la división de vídeo de Image Source.

3. Photocase

Photocase tiene base en Berlín y en su comienzo fue una comunidad de diseñadores.

Su catálogo está compuesto por fotos únicas con criterio artístico y de muy alta calidad. De hecho, destacan por no parecer fotos de stock y hasta tienen toques rarunos.

Por su perfil apuntan a una clientela especial, no masiva. Lo mismo con los contribuidores: la mayoría de las solicitudes acaba en rechazo por motivos conceptuales o estéticos.

Otro de sus puntos a destacar para los contribuidores es que la licencia estándar incluye la necesidad de atribución de la obra. Es decir, que al usarla el cliente debe mencionar al autor y la fuente de la imagen. Para poder hacer uso sin mención debe pagar la licencia royalty free.

Dentro de la gama premium, sus precios son muy baratos.

4. Offset by Shutterstock

Offset viene a ser la “marca premium” de Shutterstock, que es la principal plataforma de microstock, como veremos más abajo.

5. Gallery Stock

Para postularse en Gallery Stock hay que mandar información personal más la url de la galería de obras. Ellos miran y se ponen en contacto si les interesa.

6. Arcangel

La agencia premium Arcangel tiene un perfil muy creativo.

Además, parece apuntar a contenidos culturales como portadas de libros, por ejemplo.

Y sus condiciones no son nada despreciables, pagan el 50%.

7. Nature Picture Library

La Nature Picture Library se centra en fotos de naturaleza y tiene buena reputación entre contribuidores profesionales.

Colecciones premium

Las siguientes colecciones, aunque funcionan con los criterios de macrostock (calidad, exclusividad y precio), son selecciones especiales dentro algunas de las plataformas de microstock que veremos más abajo:

Colección Premium de Adobe

La colección Premium de Adobe incluye fotos procedentes de 500px y Stocksy (ver más abajo).

Focused Collection de DepositPhotos

Foused Collection es una selección exclusiva de DepositPhotos de imágenes que no se habían publicado en ninguna otra parte.

Si quieres buscar más agencias de este tipo puedes revisar las agencias de stock de este listado que he encontrado.

Microstock

Por qué micro

El microstock hace referencia a los bancos de imágenes digitales que hicieron boom poco después del 2000.

Tienen catálogos de millones de imágenes (por lo general fotos, vídeos, ilustraciones y vectores, a veces también audios) que ofrecen por precios muy bajos (de allí lo de “micro”) a sus también millones de clientes.

La mayoría de los compradores son páginas web pequeñas o medianas, diseñadores y agencias publicitarias, revistas y medios de comunicación.

En la mayoría de los casos son clientes que buscan imágenes legales pero que no pueden (o a veces no quieren) pagar 50$ o más por cada una.

Precios y licencias de microstock

Estas agencias de microstock venden licencias de uso muy baratas, a veces a partir de 1$ (o menos con planes de suscripción) cuyo precio varía según una serie de criterios: tamaño, exclusividad, finalidad comercial o editorial, uso digital o impreso, etc.

Por lo general ofrecen, claro que a diferente precio, licencias estándar y mejoradas (royalty free), como se ve en la web de Shutterstock:

Empezar a trabajar en microstock

Cuando te postulas para colaborar con una agencia de microstock te puedes presentar con, por lo general, 5 a 10 obras.

Y una vez que estés dentro, mientras más fotos te acepten, más cuota para mandar material nuevo. Pero si la tendencia es a que te rechacen el material, cada vez podrás subir menos.

De forma similar, mientras más vendas más rápidos se vuelven los tiempos de revisión. También aumentan tus posibilidades de seguir vendiendo.

Cobrar los ingresos de microstock

La mayoría de las agencias de microstock paga por PayPal (habitualmente también se puede elegir Skrill -ex Moneybookers- o cheque).

La “trampa” es que para retirar tu dinero tienes que tener unos ingresos mínimos acumulados que no suelen bajar de 35 dólares.

Y me pregunto cuánta gente habrá abandonado la venta de fotos en bancos de imágenes al cabo de unas pocas ventas, y cuánto dinero se habrá acumulado así, sin que nadie lo pueda reclamar.

Cuánto se puede cobrar vendiendo fotos en microstock

Por lo general el autor de la foto recibe entre un 20% y 50% de la venta (lo que habitualmente se traduce en 0,20$ a 0,50$ por cada descarga), aunque una serie de circunstancias puede hacer que la cifra aumente, como la popularidad de una foto en concreto, los ingresos acumulados por un fotógrafo en una plataforma, etc.

Casi todas las agencias ofrecen un porcentaje mayor por trabajar en exclusividad, pero no compensa. Lo aconsejable, por el contrario, es tener muchas imágenes (de calidad, claro) en unos cuantos bancos (al menos los 3 – 5 principales) para que, con el tiempo, sumen muchas pequeñas ventas.

Si bien el pago por descarga es su punto más débil, el volumen de ventas es su punto fuerte (en esta ecuación está la clave de las ventas por microstock).

Es decir, lo que ganas por una foto no es lo que cobras por una descarga sino la suma de todas las descargas que corresponderán a esa foto a lo largo del tiempo (se le llama ingresos pasivos).

Pero ojo, aunque sea cierto que hay muchas ventas de las fotos más comerciales (por ejemplo, emprendedores trabajando, cirujanos en el quirófano o bebés) si nos vamos a otras temáticas (como paisajes) el volumen de ventas baja muchísimo, y ni qué decir ya si se trata de fotos artísticas o abstractas.

Por todo esto, si tu pregunta es cuánto se puede llegar a ganar al mes, imposible decirlo. Dependerá, entre otras cosas, de la cantidad, estilo y calidad de las fotos que subas, así como la orientación y volumen de ventas de cada agencia con la que trabajes.

En cualquier caso y aunque subas fotos comerciales los números generalmente son bajos.

Digamos que si después de un par de años haciéndolo en tus ratos libres cobras lo suficiente para cubrir los gastos que tu hobby te genera (cambiar la cámara cada tanto, comprar objetivos u otro equipamiento y similares) se podría considerar un resultado más que satisfactorio.

Si lo que quieres es vivir de esto no te diré que es imposible pero tendrás que dedicarle una importantísima dosis de talento, tiempo y estrategia comercial.

Un ejemplo poco representativo sobre las posibilidades reales de venta de fotografías en microstock

Yuri Arcurs es uno de los tipos que se ha hecho famoso justamente por facturar muchísimo dinero con sus fotografías comerciales en agencias de microstock. Es “la gran estrella del microstock”.

Pero no pongo su ejemplo para implicar que está al alcance cualquiera facturar millones porque él lo ha conseguido. Nada más alejado de la realidad.

Más bien, este vídeo en el que Yuri Arcurs muestra su estudio de fotografía sirve para ilustrar de forma realista cuál es el tipo de foto que funciona bien en el mercado del microstock, qué es lo que piden los clientes.

Verás que no son ni “esas fotos viejas que tienes olvidada en una carpeta de tu ordenador” ni son fotos artísticas ni de paisajes…

Polémicas en torno al microstock

Hay un gran y comprensible debate en torno a las agencias de microstock.

O más de uno.

  • Por ejemplo y princialmente por los bajísimos precios de las fotos que revientan el mercado.

No solo se traduce en que los fotógrafos reciben pagas anémicas sino que además dinamitan los precios del sector de la fotografía en general. Cada vez se hace más difícil poder ganarse la vida en la profesión. Y esto en un contexto de creciente competencia con la multiplicación casi infinita de “sujetos fotografiantes” que suponen los teléfonos digitales.

  • Respondiendo a la lógica de la oferta y demanda y a la de la productividad, las fotos son cada vez más uniformes.

Puesto que el propósito es vender cada foto tantas veces como sea posible, éstas son cada vez más estándar, fáciles de digerir y faltas de autenticidad. Se hacen chatas. Esto a la larga mata la creatividad publicitaria. Y si tenemos en cuenta que las imágenes de las publicidades y los medios ayudan a educar el gusto de una sociedad la persectiva es peor aún…

Aunque no me voy a extender más sbre estos asuntos te recomiendo que eches una ojeada a la discusión que se creó al final de este artículo del 2013 “La verdad sobre las agencias de microstock”, de EBM. La variedad de puntos de vista es muy enriquecedora y hay planteos bien argumentados tanto de defensores como detractores del microstock.

Principales plataformas de microstock

Veamos ahora las principales agencias de microstock, sus características y particularidades a la hora de subir fotos (y que te las admitan).

La información más relevante de cada banco la he resumido en el cuadro comparativo que puedes encontrar al final de la sección.

Como adelanto, las 3 primeras plataformas son, sin duda, las grandes agencias de fotos de stock, a las que no deberías de dejar de mandar tus trabajos si quieres probar con este mercado. Las demás les siguen un poco más de lejos.

1. Shutterstock

Shutterstock ocupa el indiscutido puesto #1 en el ranking de agencias de microstock. Suele ser la que mayores ingresos aporta a sus contribuidores y tiene un enorme volumen de tráfico y ventas que la hace líder en el sector.

Además de fotos, este sitio trabaja con vídeos, ilustraciones, vectores y otros diseños digitales.

Paga a partir de 0,25$ por cada venta (por lo general entre 0,25$ y 0,38$ por descarga), aunque el importe va aumentando con el tiempo a medida que el fotógrafo sube de categoría y otras cuestiones similares.

Los medios de pago disponibles son PayPal, Payoneer, Skrill y cheque.

Tiene una excelente herramienta que sugiere palabras clave para las fotos. Aunque la plataforma está ya en español, los títulos y etiquetas de cada foto aún hay que ponerlas en inglés y ellos las traducen (automáticamente). Si las pones en español te rechazarán la foto, aunque puedes corregirlo y volver a enviarla.

Por lo demás, es una plataforma muy cómoda de usar, práctica y ágil.

Tienen una app para poder cargar fotos “sobre la marcha”. Es “Shutterstock Contributor” (no “Shutterstock” a secas, que es la app para compradores de fotos). Aquí tienes el enlace para la app de Android y aquí para iPhone.

2. iStock by Getty

Otra de las grandes del mercado era iStockphotos, que luego de ser absorbida por Getty Images pasó a llamarse iStock by Getty (y también incluye lo que fue Stockxpert).

Esta plataforma sigue teniendo mucho tráfico de clientes y destaca por la alta calidad de imágenes. De hecho, recientemente han cambiado su política y solo aceptan 500 contribuidores nuevos cada año.

El sitio tiene versión en español aunque hay que decir que no es particularmente intuitivo o sencillo a la hora de subir imágenes y optimizarlas. Se hace un poco tediosa la carga de archivos, uno a uno, y la interfaz en general no me pareció particularmente buena.

Como curiosidad, al darte de alta puedes probar con hasta 15 imágenes, 3 videos y/o 15 ilustraciones.

Por norma general pagan a partir de un 15%, que, aunque es muy bajo, puede llegar al 40% si hay exclusividad. Necesitas PayPal o Payoneer para cobrar.

La app para vender fotos en iStock desde el móvil es “Contributors” de Getty Images. Descárgala aquí para Android y aquí para iPhone.

3. Adobe Stock (Fotolia)

Fotolia era uno de los bancos de microstock más importantes, y hace un tiempo fue comprado por Adobe. Ahora se llama Adobe Stock.

Es ligeramente menos exigente que Shutterstock (es decir que es más fácil entrar) aunque también tiene menor volumen de tráfico (y ventas).

Pagan por PayPal o Skrill desde el 33% hasta el 64% para contibuidores exclusivos. Además, tu nivel como contribuidor va aumentando según las ventas que tengan tus fotos. Mientras más alto llegas, más cobras.

La interfaz, muy intuitiva y agradable, permite cargar fotos en lote, editar los datos de cada una (título, hasta 50 etiquetas), y también ofrece sugerencias de palabra clave.

Uno de los detalles más interesantes de esta plataforma es que no solo te permite poner los títulos y etiquetas en español (y varios idiomas más aparte del inglés), sino también ordenarlas según importancia.

Otra de sus principales ventajas es la integración en Adobe Creative Suite. Esto no solo hace mucho más sencillo subir las imagenes (puedes cargar tu fotos directamente desde el Lightroom a tu portfolio de Adobe Stock) sino, sobre todo, que las acerca a miles de diseñadores y otros profesionales creativos que desde el mismo ACS pueden buscar fotos para sus proyectos.

En cuanto a las fotos hechas con dispositivos móviles, Adobe Stock tiene para ellas un apartado especial, Instant.

A tener en cuenta: en esta plataforma no hay la opción de subir imágenes solo aptas para uso editorial.

Cuando te registres, el proceso es ligeramente más tedioso. Entre otras cosas deberás completar un apartado fiscal y rellenar un formulario obligatorio para EEUU (el W-8BEN si no eres de EEUU, ni vives ni trabajas allí).

4. Alamy

Alamy es una de las agencias de microstock que más paga por las obras: el 50% de cada descarga. Este dato se vuelve más interesante aún si consideramos que el precio medio de cada foto ronda los 9 dólares (bastante más alto que el resto del sector).

Para entrar al catálogo las fotos deben pasar un control de calidad técnica, pero no hay control editorial. Es muy sencillo presentarse, hay que seleccionar 3 fotos.

El escritorio parece muy bueno, con estadísticas e información relevante sobre tus fotos. Además permite editar en lotes, no solo etiquetas sino también licencias y otros atributos.

Pagan tanto por PayPal y Skrill como por transferencia.

Es una lástima que la app, Stockimo, solo esté disponible para iPhone. Entre otras cosas porque las fotos hechas con el teléfono sólo se pueden subir a través de la app.

Algo que me resultó curioso y atractivo es que puedes usar varios pseudónimos. Puede ser una forma de tener organizadas colecciones con tipos de fotos muy diferente entre sí.

5. Dreamstime

En Dreamstime también pagan el 50%, pero además el porcentaje puede aumentar si la foto tiene muchas ventas (“plus de popularidad”).

Aunque la plataforma está disponible en español, las etiquetas y descripciones hay que ponerlas en inglés.

Además de los requisitos técnicos las fotos deben tener valor comercial. El potencial de venta que Dreamstime percibe en cada foto tiene mucho peso a la hora de admitirla o rechazarla.

También puede que ellos mismos decidan cambiar alguna foto de categoría comercial a categoría editorial si entienden que no cumple con los requisitos necesarios.

Respecto a la forma de pago, se puede elegir entre PayPal, Payoneer, Skrill o cheque. Pero necesitas llegar a un mínimo de 100 dólares para poder retirar tus fondos.

Si quieres la app, es Dreamstime Sell Your Photos. Te dejo los enlaces a la app en la Play Store y en iTunes.

Entre las herramientas que te da esta plataforma para que aprendas qué hace que una foto sea buena para stock o no hay un juego, el Play Stock Rank. Consiste en que te muestran fotos de a pares y tienes que acertar cuál es la que tiene potencial comercial y cuál no.

6. 123 RF

123RF es una agencia de microstock trabaja con fotos, vectores, vídeos y audio.

Piden archivos de una resolución mínima de 6 MP.

El porcentaje que pagan va desde el 30 y el 60% (que se suele traducir en 0,20$ a 0,40$ por descarga). La variación depende de factores como el nivel de colaborador del fotógrafo, las ventas realizadas en lo que va del año, si se trata de fotos hechas a pedido, etc.

La plataforma no es agradable a primera mano como las anteriores ni es demasiado dinámica. Pero aún así es bastante sencillo completar el proceso de suscripción.

Pagan por PayPal, Skrill o cheque.

También puedes optar por manejar tu cuenta a través de la app, 123RF-On-the-Go. Descárgala aquí para Android y aquí para iPhone.

7.DepositPhotos

La resolución mínima que se pide en DepositPhotos es de 3,8 mega píxeles (2400 x 1600) y avisan si han aprobado o no tus fotos en 7 a 10 días.

Como la mayoría de las agencias, ésta tiene un sistema para categorizar a cada colaborador según la cantidad de descargas de sus archivos (en este caso en 5 tramos). En función de eso el porcentaje a percibir por cada descarga varía entre el 34% y el 42% en ventas prepagas o entre 0,30$ y 0,35$ si la compra es por suscripción.

También entran en juego otros factores como el tipo de licencia, la resolución de la foto, etc.

Una vez que tengas 50$ en tu cuenta de colaborador puedes retirar el dinero por PayPal, Skrill o Payoneer.

8. Pond5

Pond5 empezó a destacar sobre todo por ser de las pioneras en trabajar con vídeos. Pero también trabaja con fotos, ilustraciones, modelados en 3D, vídeos, música y efectos sonoros.

Valora el aspecto artístico del material que subas y la interfaz para cargar las fotos es bastante intuitiva.

Entre otras ventajas de esta plataforma, tú pones el precio de las descargas y te pagan el 50%.

9. Pixta

Pixta es la principal agencia de microstock japonesa.

A pesar de que la página de alta y los formularios son feos, y que hay que leer unas normas (muy breves) y pasar un test (muy fácil), el proceso de registro es rápido y sencillo y suelen contestar rápido.

Tienen un sistema ágil para cargar las fotos aunque no se pueden enviar a revisión hasta que no esté aprobada la verificación del documento de identidad.

Las fotos que se venden aquí tambien se incluyen en el catálogo de Fotosearch.

Eso sí, esta plataforma no está disponible aún en español.

Para retirar fondos, se puede hacer tanto a través de PayPal como Skrill una vez que hayas acumulado 50 créditos. Cada crédito equivale a 100 yenes, con lo que necesitas llegar a los 5000 yenes para cobrar.

10. BigStock

A pesar de su nombre, BigStock no es muy grande. Y aunque en una época fue importante, su nivel de ventas bajó mucho desde que la compró Shutterstock. La incluyo en esta selección porque dicen que desde el 2015 vuelve a valer la pena probar.

Para ser aceptado primero hay que registrarse, leer el tutorial para contribuidores (interesante y bien explicado) y pasar un breve examen, y finalmente subir las fotos.

No tienen reputación de ser demasiado exigentes con las fotos que admiten a su catálogo y la resolución mínima es 800 px en al menos uno de los lados. Como la mayoría de los bancos, distingue entre imágenes para uso comercial y editorial.

Puedes cobrar a partir de 0,25$ por descarga, aunque el importe puede aumentar en función de las ventas acumuladas a lo largo del año. Pagan a través de PayPal, Skrill o cheque.

Tabla comparativa entre las principales agencias de microstock

Aquí tienes la tabla comparativa con la información más importante de cada una de estos 10 bancos de microstock.

como vender fotos online tabla comparativa microstock
¿Quieres vender tus fotos online? Compara aquí las principales plataformas de microstock: regalías, requisitos, formas de pago y más. Clic para tuitear

Y si te has quedado con ganas de investigar si otras agencias se ajustan mejor a tu estilo, aquí abajo te dejo de bonus un listado con más plataformas de microstock.

Más agencias de microstock

Además de las principales plataformas que te mencioné arriba hay muchas más agencias.

Aunque sean menos relevantes, tal vez te convenga repasar el listado por si encuentras alguna especializada en tu línea de trabajo. Personalmente aún no las he probado.

1. Stocksy

Stocksy es una cooperativa que trabaja tanto con fotos como con vídeo.

En cualquier caso lo que más valoran es el aspecto artístico y su catálogo es bastante cuidado.

Además, pagan el 50%.

En el 2017 pasaron a formar parte de la familia Adobe y sus contenidos están disponibles para los clientes de la Adobe Premium Collection.

2. AxiomPhotographic

Axiom Photographic es especialmente adecuado para fotos creativas y de viajes.

3. Freepik

¡Amo los vectores de Freepik! Casi todos los gráficos que uso en Cultumática son de esta plataforma :)

Y resulta que también trabajan con fotos.

Además, la plataforma está en español (son de Málaga).

4. Fantero

Fantero es un banco de stock creado por Freelancer, una de las plataformas de crowdsourcing más destacadas para profesionales freelance.

Es de las que más pagan, entre un 50% y un 75% de las ventas.

5. Tandem Still + Motion

Tandem es una buena plataforma para fotografía de viajes, naturaleza, geografía, cultura, etc.

6. Ofpic

OfPic está en español.

Es un banco centrado en fotos de eventos deportivos y sociales.

7. AGE Fotostock

AGE Fotostock trabaja con fotos creativas, de prensa, vídeos de stock y selección de vectores.

Su web está disponible en español.

8. FeaturePics

En Feature Pics dicen especializarse en “imágenes digitales”.

9. Crestock

Crestock es otro banco de fotos, ilustraciones y vídeos a bajos precios.

10. CanStockPhoto

CanStockPhoto organiza sus fotos en más de 100 categorías.

¡Y hay muchas más webs de microstock!

Vital Imagery

Además de fotos y vídeos, Vital Imagery destaca por trabajar con clipart, animaciones y sonidos.

ClipDealer

Las ventas en ClipDealer se hacen en euros.

Te quedas con el 50% de cada descarga, aunque el precio depende de tamaño de la foto.

Stockfresh

Lo que más publicitan en StockFresh son los bajos precios.

Yay

En Yay tienen varias categorías, aunque comida y naturaleza parecen la especialidad de la casa.

Guía paso a paso para vender fotos online en microstock

Para enterarme mejor de los detalles de funcionamiento del microstock he hecho personalmente el intento de poner a la venta algunas fotos en las 10 principales plataformas.

Para este experimento me hice los perfiles, elegí una decena de fotos del ordenador y las subí.

Documenté este proceso principalmente en Shutterstock (por ser la principal) pero también te muestro algunos pantallazos de las demás.

En esta guía paso a paso te muestro cómo ha sido el proceso para que puedas hacer el intento ya mismo si quieres.

Lleva solo un ratito y verás que es bastante sencillo ;)

(En mi caso, sin saber de fotografía y menos aún de retoque, conseguí que me aceptaran varias en unas cuantas plataformas!)

¡Vamos a ello!

Primero debes registrarte en la página de Shutterstock (o la que elijas) con tu nombre, usuario, mail y crear una contraseña.

Este también suele ser el momento en que uno acepta los Términos y Condiciones. Aunque nadie lo haga, es bueno leerlos para evitarse sorpresas (o sanciones).

Luego recibes un mail en el que debes confirmar el alta, lo cual te lleva a una segunda etapa del registro que tiene 2 pasos.

La primera te pide dirección y teléfono. En la segunda debes acreditar tu identidad con una copia de un documento válido emitido por el mismo país de la dirección que has puesto antes.

Una vez completados estos pasos el proceso demora de 1 a 3 días hasta que tu cuenta queda verificada. Otras agencias suelen demorar hasta 1 semana.

Pero mientras tanto ya puedes acceder a tu escritorio o panel de control y empezar a cargar imágenes.

Si no sabes qué fotos presentar te aconsejo que uses los recursos que te ofrece Shutterstock, tanto las de la sección de consultas frecuentes como en sus guías. Te facilitará mucho el proceso y te ayudará a elegir trabajos con más opciones a ser comprados.

Al comienzo puedes enviar 10 archivos, de los cuales te tienen que aprobar 7 como mínimo. Una vez superado este paso ya podras subir todos los contenidos que quieras.

iStock te permite probar con 8 archivos:

Otras agencias, como Alamy, solo te permiten subir 3 fotos al comienzo:

En otras tienes toda la solicitud (datos personales, documento, fotos de muestra) junta en una sola página, como el caso de DepositPhotos:

En 123RF puedes cargar de a varios archivos si comparten la misma licencia (en esta imagen subí juntas las que podían ser para uso comercial):

Es importante que elijas bien la categoría en que incluyes cada foto y sobre todo las etiquetas o palabras claves que describen la imagen (que harán que los clientes las puedan encontrar).

Algunas plataformas tienen una herramienta de reconocimiento de imagen que propone una serie de palabras clave (en inglés casi siempre) por las que empezar.

Especialmente buena es la herramienta de sugerencia de palabras clave de Shutterstock. En esta foto puedes ver los diferentes campos que tienes para completar y dar información sobre la imagen, y abajo a la derecha se ven las sugerencias.

Eso sí, en mi primer intento le añadí también etiquetas en español y me rechazaron la foto por eso. Solo vale ponerlas en inglés. Y luego, para búsquedas en español, Shutterstock traduce las etiquetas automáticamente.

(Si vas a subir tus fotos en varias agencias hazlo en ésta primero así aprovechas las palabras clave que te sugiere para ponerlas luego en las demás).

La pantalla de Adobe Stock para trabajar los atributos (título, etiquetas o palabras clave, categorías) de las fotos es así:

Esta otra es la de Dreamstime:

Y así la de Pixta:

Una vez que has enviado las fotos para su revisión debes esperar a que te aprueben para poder empezar a cargar más archivos.

Así te lo avisa DepositPhotos:

Y una vez que te hayan aceptado como colaborador y tus fotos estén disponibles podrás hacer el seguimiento de sus vistas y descargas, ver la evolución de tus ingresos y subir más material.

De esta manera te enseña Pond5 el escritorio donde gestionas tu portfolio:

Así es el escritorio del contribuidor en Alamy:

Y este último es el escritorio de 500px, una comunidad online de fotografía de la que te contaré más hacia el final:

Algunas agencias evalúan las fotos muy rápido, otras se toman unos cuantos días, unas te avisan de a una foto, otras cuando han visto todas.

Las fotos rechazadas vienen acompañadas por una explicación (que pueden ir de mal categorizada a fuera de foco, por ejemplo). Por lo general, tiene solución. Puedes corregir el error y enviarla de nuevo. O pedir que la revise otro editor si no estás de acuerdo con el argumento.

En Shutterstock me rechazaron 2 por ser de fachadas de edificio y no haber aclarado que era para uso editorial solo (al no tener el permiso correspondiente). En unas cuantas agencias probé con palabras clave, descripciones y/o títulos en castellano y también conllevaron el rechazo de la foto.

Mira por ejemplo las notificaciones de Dreamstime de estas 6 fotos rechazadas: la mayoría por usar español (el aviso me llegó mucho antes por la app que por mail).

Aunque no todos, algunos de los principales bancos de microstock tienen app para que puedas subir fotos, editarlas y hacer seguimiento de tus ventas desde el móvil.Vender fotos en #microstock es muy sencillo. En este #tutorial paso a paso tienes toda la información necesaria para empezar ahora mismo. Compártelo

6 sugerencias si quieres trabajar con microstock

1- No te desanimes si en un primer intento rechazan tus trabajos. Corrige. Y practica. Es la mejor forma de aprender. (Mira estas fotos WTF que han pasado el filtro y están en Shutterstock!)

2- Mantén tu portfolio actualizado y cárgarle contenido nuevo a un ritmo constante. Ello ayudará a que aparezcas más arriba en los resultados de las agencias.

3- Investiga cómo mejorar tus etiquetas y usa para ello todos los recursos a tu alcance (como la herramienta gratuita de sugerencia de etiquetas de Shutterstock).

4- Para potenciar tus posibilidades de venta es recomendable que tengas ciertas variantes de algunas fotos. Esto no quiere decir que debas subir una serie entera (¡de hecho no lo hagas!), sino que tengas enfoques diferentes (por ejemplo uno vertical y otro horizontal) de algunas imágenes bien seleccionadas (por ejemplo las que creas sean “candidatas a best sellers“).

5- Si decides profundizar el aspecto comercial necesitarás pensar en los ciclos:

Aunque las agencias grandes ya te facilitan el listado de las tomas más solicitadas del mes, igualmente te recomiendo que te anticipes.

Quieres que tus fotos frescas aparezcan arriba en el buscador justo cuando tus clientes empiezan a buscarlas. No llegar tarde y perderte en medio del resto de gente que tampoco se preparó con tiempo. El timing puede marcar bastante diferencia.

Para ello piensa: las agencias de publicidad, ¿qué fotos usan en cada época del año (reyes, vacaciones, el día del padre y demás campañas marcadas por la estacionalidad)? Considerando que preparan los anuncios con aproximadamente 2 meses de anticipación, seguramente van a necesitar las de la campaña navideña en octubre, por lo que tú vas a querer tener unas buenas fotos navideñas listas para colgar unos días antes.

6- Finalmente, cuando te hagas la frecuente pregunta “a dónde han ido a parar mis fotos, para qué se habrán usado” puedes buscar con TinEye. Este buscador inverso de imágenes rastrea en internet el archivo que le cargues, incluso si se le han hecho modificaciones.

Igualmente y para tu tranquilidad, no se pueden usar fotos de stock con fines sexistas ni para promover el odio racial, religioso ni ideológico.

Híbridos: Stocks + CGU (Contenido Generado por el Usuario)

Ahora te voy a presentar brevemente otras alternativas para vender fotos en stock.

No son ya agencias de stock propiamente dichas pero sí que tienen mucho en común.

Las primeras son apps móviles para vender en microstock.

Las segundas son comunidades digitales en las que el componente social y la interacción enriquecedora entre los usuarios es el objetivo principal.

Pero tienen una sección y unos procesos para vender licencias de fotos de forma similar a los bancos de imágenes.

Las terceras están especialmente vinculadas al uso de dispositivos móviles y lo que predomina en ellas es el juego. Con estrategias de gamificación (transformar en juego algo que normalmente no lo es) como concursos, desafíos y misiones consiguen que una importante cantidad de usuarios genere contenido ad hoc, específico para la consigna o proyecto del momento.

Es lo que se llama CGU, Contenido Generado por el Usuario (o UGC de sus siglas en inglés, User Generated Content) y está tan de actualidad.

En estas aplicaciones por lo general las fotos ganadoras reciben un premio y las fotos preseleccionadas pero no ganadoras pasan a estar disponibles en un mercado, que viene a ser el stock.

Pero me parece que estas últimas alternativas están orientadas a amateurs, gente que se quiere divertir por sobre todo, y ver si gana un dinero extra. No solo por la falta de reconocimientos artístico y técnico sino también por su (aún) muy escaso potencial de ventas.

Apps para vender en stock

1- Clashot

Clashot es una app para vender desde el móvil fotos hechas con el móvil en la plataforma de DepositPhotos.

Para poder vender fotos lo primero que hay que hacer es verificar la cuenta de usuario (enviar datos personales y copia de documentación, como en las plataformas tradicionales) y luego pasar un proceso de selección.

Se pueden subir fotos desde archivo o hacerlas en el momento con el móvil.

Pagan a partir del 44% sobre las ventas (nada mal) y puedes retirar tus ingresos por PayPal o Skrill una vez que tengas acumulados 50$ (suena a demasiado este importe para el volumen de venta medio escaso que parece tener).

Además Clashot es un híbrido con red social.

De hecho guarda muchos parecidos con Instagram, ya que se puede seguir a diferentes usuarios y sus publicaciones van apreciendo en un muro donde se las puede comentar o darle a me gusta.

Lo que no me gusta nada es que para conseguir ventas parece importante participar activamente en la comunidad.

Así, mientras más likes consigas de los demás usuarios, más chances tiene tu trabajo de ser visto, y mientras más likes das, más likes es posible que recibas. Con lo cual no hay ningún reconocimiento de calidad fotográfica.

No creo que merezca la pena dedicarle tanto tiempo a socializar por esta red para ver si en una de esas cae una venta de 0,40$…

Pero si quieres probar Clashot la puedes descargar aquí para Android y aquí para iPhone.

2- Stockimo:

En esta no me detengo mucho que ya la mencionamos.

Stockimo es la app de Alamy pero solo está disponible para iOS.

¿Cómo funciona? Debes subir tus fotos y, si reciben una puntuación de al menos 2 puntos (sobre un total de 4) pasan al catálogo de Alamy.

Mientras llegues a los 10$, recibes el pago de tus fotos cada mes.

Comunidades digitales + stock

Las que siguen, 500px y EyeEm, son comunidades digitales que funcionan como punto de encuentro de una gran cantidad de fotógrafos con nivel técnico y artístico importante.

Ya en funcionamiento y siendo relevantes en el sector de los fotógrafos profesionales, ambas comunidades optaron por la venta de fotos mediante distribuidoras de stock como una estrategia para monetizar el sitio (a diferencia de otras como Instagram, por ejemplo, que eligieron incluir publicidad).

Es decir, primero fue la comunidad, la calidad, el arte. Después el negocio.

Podríamos decir que se acercan más bien al modelo premium.

1- 500px

500px es un servicio de almacenaje de imágenes especie de híbrido entre Flickr e Instagram. Más stock.

Permite almacenar fotos en alta resolución, etiquetarlas, organizarlas en álbumes y compartirlas. Y tiene bastante de red social, en cuanto a que se puede seguir usuarios, dar me gusta o comentar fotos.

Sobre todo destaca que tiene una comunidad de usuarios compuesta, en gran medida, por fotógrafos profesionales, con lo que la calidad tanto artística como técnica que suele verse por aquí es altísima.

En paralelo a la Comunidad tiene el mercado (Marketplace) donde se venden licencias de uso de las fotos que previamente hayan pasado una selección.

Cuando se vende una foto aquí el fotógrafo recibe entre el 30 y el 60%, dependiendo de la exclusividad.

Además, 500px tiene convenio con Getty, por lo que su colección se distribuye a un número alto de posibles compradores de fotos premium.

Es, o al menos era, una buena opción para vender fotos online y obtener reconocimiento artístico por las obras. Y aunque el volumen de ventas de 500px no sea llamativo, sí funciona como buen escaparate para hacer contactos.

Sin embargo, recientemente la empresa cambió de dueños (la compró “el Getty chino”, VCG, Visual China Group) y muchos contribuidores parecen estar recibiendo avisos de fin de contrato para mediados de este año. Con lo que no está claro qué va a pasar.

Mejor espera unos meses a que se aclare el futuro de 500px antes de invertirle demasiada energía.

2- EyeEm

EyeEm (que se pronunica como “I am”) también es una comunidad y una app. Viene a ser un Instagram más profesional con opción a venta de licencias.

Cuando subes una foto puedes pedir que también se evalúe su entrada al catálogo de ventas.

Esta decisión está en manos de un equipo de curadores y fotógrafos profesionales que las revisa y valora la calidad fotográfica por sobre todo.

El catálogo de EyeEm está marcado por lo artístico y sus fotos se alejan bastante del stock tradicional.

Por ejemplo, puede que acepten fotos con fallos técnicos si se ven naturales y/o son conceptualmente potentes. O que descarten fotos “más de stock”, esas de objetos aislados, fondo blanco, muy limpias, serializadas.

A su vez hay una colección Premium, cuyas fotos también se distribuyen por Getty y Alamy.

Aqui es donde vas a querer que estén tus fotos.

Es donde realmente se producen las ventas, los precios van de 20$ a varios cientos y el fotógrafo cobra el 50% (vía PayPal).

Si bien se pueden subir fotos en lote no hay que olvidar que es una red social también y muchas publicaciones juntas saturarían a tus seguidores.

Otra de las características más llamativas de EyeEm es EyeEmVision, una inteligencia artificial entrenada en renocimiento de imágenes.

Esta IA es capaz de evaluar las fotos buscando atractivo comercial y luego etiquetarlas automáticamente en unos cuantos idiomas. Puedes usarla, por ejemplo, para que busque las mejores fotos que hay en tu teléfono.

Descarga EyeEm para Android aquí, y EyeEm para iOS aquí.

Concursos, misiones y desafíos + stock

Otra variación de estos híbridos entre stock, redes sociales y móviles son aquellas plataformas en que las marcas lanzan desafíos, organizan concursos o crean misiones.

Integran así otro de los elementos infaltables en los emprendimientos modernos: la gamificación.

Estas propuestas van acompañadas de un briefing descriptivo de lo que el cliente busca, por lo general acompañado de fotos en las que inspirarse. Y una recompensa para el ganador.

Éste puede cobrar unos 100$ o más por los derechos de su foto.

Con esta estrategia los patrocinadores de los desafíos consiguen movilizar masas de usuarios que buscan en sus archivos o salen a hacer una foto a medida.

Un montón de contenido generado por el usuario de forma gratuita del que elegir.

Pero por lo general, a menos que ganes, estas plataformas no interesan si tu prioridad es vender fotos online y ganar dinero, o hacerte una reputación profesional.

Porque aunque muchas de las fotos entren en catálogos de stock, los ingresos por este lado son bastante escasos. Tanto porque hay pocas ventas como porque los precios son malos (como microstock, pero sin volumen de ventas).

Estas alternativas suelen ser más bien para amateurs a quienes les compensa la diversión de participar y la emoción de ganar de vez en cuando.

1- Snapwire

Snapwire es una plataforma orientada a fotos hechas con el móvil y accesible tanto desde la app como el ordenador.

También apunta a obras con intención artística, alejadas de los clichés pero con atractivo comercial.

Aquí los usuarios pueden participar en desafíos y concursos con premios que van de 25$ a 175$ y las ganancias por venta en la sección de mercado de stock son del 50%.

Pero para acceder a oportunidades realmente interesantes hay que dedicarle energía a participar bastante, pasar de nivel unas cuantas veces…

Y no es que tengan un volumen de venta importante.

Lo que puede llegar a ser más interesante es entrar en la sección Snapwire Masters, una selección de las mejores obras.

Para cobrar deberás tener una cuenta en PayPal o Stripe y haber llegado a un mínimo de 25$.

Puedes descargar aquí Snapwire para Android o aquí para iOS.

2- Foap:

Foap es una app que se define como el espacio de las “fotos de stock auténticas” especialmente pensada para smartphones.

Principalmente funciona con las misiones y desafíos y está destinado a fotógrafos amateurs.

Aquí también puedes vender ilimitadamente licencias de las fotos de tu portfolio a 10$ y te quedas con el 50%. Aunque no es mucho considerando que es royalty free.

Pero parece que en Foap, nuevamente, el grado de participación en la red incide en las posibilidades de visibilidad y venta de un fotógrafo. Lo que me lleva a pensar que puede ser otra pérdida de tiempo…

Hay Foap para Android y Foap para iPhone.

3- Twenty20

Twenty20 antes era Instacanvas.

Es otro banco de imágenes con app (aunque solo para iPhone) orientada a los retos fotográficos de patrocinadores o clientes.

Las mejores fotos del catálogo están su colección Signature.

Cada foto subes a tu perfil en Twenty20 automáticamente se pone en venta en la categoría editorial y luego de una revisión algunas pasan a categoría comercial.

Tampoco me parece que valga la pena probar.

Herramientas de etiquetado (keywording) para la venta de fotografía de stock

Llegamos al último apartado: herramientas que te facilitan un poco la venta de fotos online en sitios de stock.

Como te comenté más arriba, el correcto y suficiente etiquetado de las fotos es esencial para vender fotos online, elijas la plataforma que elijas.

Si no lo haces bien, aún cuando tengas justo la captura que un cliente necesita, no podrá dar con ella.

Sobre este tema solo un aporte más:

Es buena la recomendación de Yuri Arcurs de buscar un buen mix de palabras clave importantes (pero con mucha competencia) y otras menos comunes (no tan buscadas pero en las que es más fácil destacar).

Vamos ahora con un par de herramientas que te ayudarán con el etiquetado para que aumenten tus perspectivas de ventas.

Personalmente me resulta fascinante porque son sistemas de Inteligencia Artificial que, luego de un entrenamiento, han aprendido a reconocer imágenes y asociarlas con una serie de palabras clave.

¡Y el resultado es soreprendentemente correcto y amplio!

qHero

qHero es un programa basado en inteligencia artificial para reconocimiento de imágenes programado especialmente para subir imágenes a iStock.

Además de sugerir palabras clave basada en fotos similares permite compararlas en popularidad.

MyKeyworder

MyKeyworder es otra herramienta con excelente pinta que se puede integrar con Adobe Lightroom.

También usa inteligencia artificial para sugerir palabras clave.

Keyword Tool de Shutterstock

La herramienta de sugerencia de palabras clave integrada en el escritorio de Shutterstock no será IA pero también es excelente.

Además de sugerir una gran variedad de palabras clave para cada foto permite buscar foto similares a la nuestra y ver qué palabras clave tienen. Las que nos interesen las podemos copiar y pegar a nuestras fotos.

(Como puedes ver, cada una de estas 3 herramientas está vinculada con una de las 3 principales agencias de microstock).

 

Descarga la hoja de cálculo para seguimiento de tus archivos y ventas de fotos en los bancos de imágenes

Finalmente, lo prometido.

Te dejo el acceso a una hoja de cálculo que te va a resultar bastante útil cuando pruebes suerte con tus fotos en los bancos de imágenes. Es la que me he preparado y uso yo misma estos días para hacer seguimiento a mi experimento.

Primero hay una sección para llevar el registro por foto. Puedes ir apuntando cada una cuándo fue aceptada o rechazada a cada banco, qué título, categoría y etiquetas le pusiste, etc.

Esto te permitirá hacer luego comparaciones y sacar conclusiones sobre los tipos de fotos que más venden, las etiquetas con mejores resultados, lo bancos que más fotos te aceptan, etc.

La segunda parte es para llevar un control (puede ser mensual y anual) de las ventas de cada banco, distribuido según cuántas descargas de cuántos archivos, con qué ingreso promedio y total por banco.

Podrás ver si algunos bancos te exigen más trabajo que otros para generar los mismos montos o cuál es tu principal vía de ingresos, entre otras cosas.

Para editar la hoja de cálculo, descarga una copia a la nube, a tu ordenador o donde prefieras y empieza a cargarle datos.

Verás que está “empezada” con datos que dejé para que sirvan de guía a la hora de rellenarla.Descarga gratis esta plantilla editable para hacer un seguimiento de tus archivos y ventas en microstock. Compártelo

 

Antes de acabar y como siempre, si tienes alguna experencia con bancos de imágenes que quieras compartir, me encantaría que la cuentes en un comentario aquí abajo.

O escríbeme si crees que se puede mejorar la plantilla o se ha desactualizado algún dato del artículo.

Y por supuesto, si se te ocurre alguien a quien le pueda interesar este artículo, ¡compártelo!

DESCARGA AQUÍ TU PLANTILLA DE SEGUIMIENTO PARA MICROSTOCK

Diseñado por Freepik

También te puede interesar
Herramientas de productividad y gestión del tiempo
33 herramientas de productividad y gestión del tiempo
Ser emprendedora en el sector tecnológico cultural: conversación con Rosa Sala (Digital Tangible)
4 comentarios
  • carlos May 29,2018 at 10:03 pm

    Uno de los articulos mas utiles y completos que he leido. tanto que te agradesco la molestia de haberle dedicado tiempo suscribiendome a lo demás que quieras transmitir. Vivo en veneuela, aqui esta superdificil la vida honestamente, estoy pensando como generar ingresos extra con generacion de contenido. esto me resulta superutil, volvere a leerlo de nuevo varias veces.

    • Marcela Rosemberg Jun 4,2018 at 11:04 am

      Hola Carlos, qué alegría saber que te ha resultado tan útil e interesante!!
      Gracias por suscribirte y por dejar tus comentarios. Espero que las guías te ayuden a monetizar los contenidos que generas y a encontrar nuevas vías posibles para hacer negocios online.
      Espero también que la situación de tu pais mejore pronto.
      Un abrazo!

  • TereOro Abr 8,2018 at 7:34 pm

    Excelente articulo, súper completo.

Me interesa tu opinión

Tu comentario*

Tu nombre*
Tu página web

Responsable »Marcela Rosemberg.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.